Concepto de fuerza de choque

Respecto de un sistema anticaída, se llama fuerza de choque a la máxima fuerza de frenado que recibe la persona cuando el sistema de seguridad detiene la caída.

Si la fuerza de choque que recibe una persona mientras cae es demasiado alta, podría sufrir lesiones. Por ello, esta fuerza de choque se debe limitar. En Europa, las normas EN exigen que esta fuerza máxima no supere en ningún caso los 600 daN.

Actualmente, los elementos diseñados para detener caídas deben superar unas pruebas que demuestren que la fuerza de choque que generan no supera ese valor. Sin embargo, esa fuerza dependerá de la altura de caída, de la distancia de frenado y de la masa del trabajador.

Se dice que un elemento es dinámico cuando tiene cierta capacidad de absorber energía aumentando la distancia de frenado.

Se denomina energía cinética a la energía que tiene un cuerpo como consecuencia de su velocidad: a mayor velocidad, mayor cantidad de energía cinética.

Gracias a esta energía cinética, un cuerpo en movimiento puede, por ejemplo, arrastrar, desplazar, romper o deformar otros objetos (una bala o un camión). Lógicamente, la energía cinética de un objeto o un cuerpo inmóvil es cero.

Durante una caída, un cuerpo va aumentando su velocidad y, en consecuencia, su energía cinética. Para detenerlo hay que transformar (disipar) esta energía en forma de trabajo, aplicando una fuerza de frenado (T= F x Distancia). Cuanto mayor sea esa fuerza, menor será la distancia de frenado.

La frenada será más suave cuanto mayor sea la distancia de la que se disponga para frenar.